Saltar al contenido

TRIUNFO HISTÓRICO: Argentina 74-Estados Unidos 70

20 septiembre, 2020

El mundo ochentoso

Un ruso y un yanqui se disputaban los zapatos y la fotos de graduación de Miguel Mateos en un Atari. Mientras Rocky Balboa iba a Siberia a vengar la muerte de Apolo Creed, para pelear contra un superhombre ruso; en la mitad de la década del 80, se jugó el X Mundial de Basquet en España. Zaragoza, Málaga, Ferrol, Santa Cruz de Tenerife, Oviedo, Barcelona y Madrid fueron las sedes que albergaron a los 4 grupos, en que se dividía la primera fase. A la Argentina le tocó en Tenerife, participar del grupo B, y sólo había un equipo muy por encima del nivel que era Yugoslavia.

La celeste y blanca no tenía el prestigio actual, apenas existía la Liga Nacional de Basquet, gran idea de uno de los mejores entrenadores, y visionarios argentinos de todos los tiempos: León Najnudel, Con quién consiguió el tercer puesto en el Preolímpico de Medellín. Como sucedía en el fútbol entre Estudiantes e Independiente, entre los jugadores de los clubes había pica. El equipo que hace la preparación en México, estaba formado por un combinado de jugadores de Obras -Meléndez- y Ferro- Najnúdel-, y la división entre ellos, estaba a flor de piel. Pero en esos días de convivencia se generó un clima, que se trasladaría a la cancha.

Además de la personalidad, Nuestros jugadores contaban con muchos fundamentos técnicos, y capacidad táctica, pero lejos de la exportación actual hacia ligas europeas o la NBA. Era otro mundo, se agotaba la primavera alfonsinista, aún dividía el muro de Berlín, la Yugoslavia comunista del mariscal Joseph Tito, el tabicamiento informativo. En Buenos Aires se tardaba años en acceder a un teléfono de línea. En fin, estas primeras líneas, intentaron un contexto, pero vamos al juego.

Fue tapa de Clarín el triunfo Argentino. En la foto Hernán «el loco» Montenegro presionando a Charles Smith.

Primera Fase del Torneo

Argentina, terminó tercera en el grupo, perdió sólo con los equipos que estuvieron por encima de ella, con el segundo Canadá en el segundo partido, (96-82), y con Yugoslavia (primero en el grupo con todos ganados), en el cuarto, (87-68). En el debut había vencido a Holanda 82-75, a Malasia en el tercer encuentro, por 20, 93-73, y había cerrado la primera fase, en un triunfo contundente a Nueva Zelanda, 89-64.

Clasificaban tres por grupo, y el fixture decía que el tercer del D, enfrentaba al primero del C, que se disputaba en Málaga. Tocaba contra Estados Unidos, que llegaba con 5 victorias, clasificado junto a Italia, de gran fase, perdió solo contra EE.UU, y China que empató con Puerto Rico, el tercer lugar pero clasificó por más puntos-goles- a favor que el equipo centroamericano. España, Brasil y Grecia, clasificados del A, y la URSS, (el último campeón en 1982), Israel y Cuba del B, fueron los que alcanzaron la segunda ronda.

«No ser espectadores, los invito a ser protagonistas». (Flor Meléndez).

La frase es del portoriqueño, del entrenador en los días previos al al partido.

En el Palacio de los Deportes de Oviedo, a las 15.02 hora Argentina comenzó el match. El salto inicial favoreció a Estados Unidos que, como era de esperar atacó profundo y se metió en los primeros 15 segundos en el poste bajo, para que Sean Elliot, marcara el primer doble. Continuando la línea lógica, la posesión argentina terminó bien. El equipo movió el balón, hacia la llave, la pelota volvió a salir, y desde el poste alto Miguel Cortijo empató, en 2.

Los norteamericanos eran un equipo versátil y que resolvía bien , pero nuestra selección con la conducción cerebral en la base de Miguel Cortijo, el negro Carlos Romano para lanzar, Aispurúa que las peleaba todas, y Diego Maggi batiéndose en la zona pintada, junto a Esteban Camisassa, o Gabriel Milovich- (2.01) a las tompadas con los pivotes yanquis-.emparejaron el trámite. El primer tiempo se fue al descanso ganando por tres, 37 a 34. Luis Oroño, Gabriel Milovich y Sebastián Uranga fueron parte del recambio. Estados Unidos jugaba, como era tradición con Universitarios, pero vaya nenes, Steve Kerr, Sean Elliot, Charles Smith, Derrick McKey, y David Robinson, entre los nombres que serían primera figura dirigidos por el legendario Lute Olson.

La motivación de Flor Meléndez en el entretiempo- venía de ser campeón con Obras Sanitarias, en 1983-, y la salida firme en la base de Cortijo y su ayuda Romano, le permitieron a la celeste controlar el partido. Maggi en la zona pintada continuó corajudo, y debió salir por 5 faltas personales. Los recambios entraron muy bien para corolar el triunfo. La presión del jóven Hernán Montenegro, daba la esperanza que la victoria estaba cerca. La mano caliente de Steve Kerr, para meter un par de bombas puso algunas dudas. Los libres del vasco Aispurúa, y el insulto al aire sellaban el final del partido.

Argentina venció al que sería el Campeón del torneo, Estados Unidos que se coronaría después de 32 años de sequía, ganándole la final a la URSS. (87-85), con el doble de Kerry Simith en los últimos 15 segundos. En el resto de la fase, Argentina le ganó también a China, pero perdió contra Yugoslavia, Canadá, e Italia. URSS, BRASIL, YUGOSLAVIA Y ESTADOS UNIDOS fueron los dos primeros de cada grupo y clasificaron a semifinales. El local terminó 5to, y Yugoslavia tercero ante Brasil. Después Argentina perdió con Grecia, y con Cuba por 4, 85-81, para terminar duodécimo. Pero que importa el después…

Triunfazo argentino en España contra Estados Unidos.

Argentina (74): Cortijo 10, Romano 16, Camisassa 21, Montenegro 0, Maggi 11 (FI); Aispurúa 14, Campana 2, Oroño 0, Uranga 0. No ingresaron Milanesio, Milovich, Borcel. DT: Flor Meléndez

Estados Unidos (70): Amaker 4, Kenny Smith 11, Mckey 7, Kerr 11, Charles Smith 17, Robinson 13 (FI); Elliott 4, Seikaly 1, Bogues 2. No ingresaron Hammonds, Shaw, Gilliam. DT Lute Olson.


Matías J. Escot es docente de Historia . Apasionado por la historia argentina, letras y política. Escritor, divulga la historia de nuestro país en Relatos del Sur Autor del libro “Escritores en Combate 1”