Saltar al contenido

EL LOBO SE COMIÓ A QUILMES

22 marzo, 2021

Los equipos

Quilmes salió de esta manera: 1-Rodrigo Saracho; 4-Martín Ortega, 6-Rodrigo Moreira, 2-Pier Barrios, 3-Emmanuel Moreno (14-Bindella); 8-Brandon Obregón (20-Anselmo) , 5-David Drocco; 10-Jonás Acevedo; 7-Julián Bonetto, (18-Tomás Blanco); 9- cap- Mariano Pavone y 11-Mariano Barbieri. DT: Facundo Sava.
SUPLENTES: 12-Esteban Glellel, 13- Oscar Sainz, 15-Leonardo Rolón, 16-Tomás Bottari, 17-Elías Brizuela y 19- Matías Fernández.

Gimnasia y Esgrima formó con; 1-Sebastián Giovini; 4-Oscar Garrido, 2-Diego Mondino, 6-Renzo Vera, 3-Lucas Carrizo; 7-Santiago López García, 5-Iván Ramírez, 8-Lucas Leguizamón, 10-cap- Cristian Llama; 11-Santiago González y 9-Ramón Lentini. DT: Diego Pozo.
SUPLENTES: 12-Tomás Giménez, 16-Franco González, 17-Neri Espinosa y 19-Tadeo Marchiori.

Primera parte

A los 22 segundos lo tuvo Quilmes, quien injustamente se fue del Estadio Centenario, sin rescatar siquiera el empate. Una pelota rápida, y el pique de Mariano Barbieri del centro a la derecha, para definir por sobre el cuerpo de Giovini, aunque el tiro se fue por arriba. El primer tiempo fue dinámico de tres cuartos a tres cuartos. Cuando el lobo mendocino tenía la pelota intentaba un 4-3-3, con Llama por izquierda, Lentini de centrodelantero y González por derecha, lo que obligaba a Quilmes a defender con 4. el Quilmes de Sava un 4-4-2, con intención des despegar los laterales Ortega o Moreno, según la ocasión. Pavone y Barbieri los puntas, y Julián Bonetto más atrás pero como tercer hombre de ataque. Quilmes sufrió cada vez que salía rápido de contra Gimnasia, aprovechando el desorden en el retroceso de los de Sava.

La segunda clara para el cervecero, Mariano Barbieri entró por izquierda, se metió en el área y pateó cruzado, desviado, en el otro lateral recepcionó Ortega. Con una finta, se sacó a Carrizo de encima y tiró el centro atrás. De frente se lo perdió Julián Bonetto que pateó por arriba. Llama generaba problemas por el sector derecho a espaldas de Obregón, y cuando no llegaba el volante central Drocco, lo que obligaba a salir a Ortega, generando espacios. Así, un ataque de Gimnasia de Lopez García, terminó en los pies del lateral Garrido, quien enganchó para su zurda y pateó abajo a la izquierda, reteniendo bien Saracho.

Segunda etapa

En la segunda parte Tomás Blanco ingresó por Bonetto a los 12 minutos. De buena actuación generó peligro desbordando por la izquierda. A los siete avisó Gimnasia, el centro de Llama no pudo ser despejado por Saracho y Leguizamón le pegó afuera con el arquero a mitad de camino.El mismo Giovini le sacó el gol a los 20, y tres minutos después Blanco le ganaba el sector izquierdo a Garrido que al entrar al área lo desplazó. Comesaña no vió penal. A los 24 Ortega hizo una pared con Acevedo, y el mismo Ortega despachó un centro atrás que Barbieri, por la derecha le pegó por arriba.

El gol de otro partido

A los 28 llegó el momento del partido. Diego Mondino no fue expulsado, a pesar de una embestida por detrás que casi se lleva puesta la columna de Tomás Blanco. Antes había merecido la segunda amonestación y ver la roja Garrido. Ese tiro libre en tres cuartos de cancha para el cervecero, se transformó en un boomerang. Un centro frontal fue rechazado por la defensa de Gimnasia, que salió de contra. Un pase a la izquierda encontró a Christian Llama que cruzando la mitad, el zurdo, clavó un tiro de emboquillada sorprendiendo a Saracho, que retrocedió pero no pudo evitarlo. Era el 1 a 0 a favor del lobo. Tras la genialidad, quedaban 10 minutos, más 6 de descuento. Quilmes fue a buscarlo, aún quedando expuesto atrás.

Y llegó la más clara para el equipo de Sava, Pier Barrios anticipó una contra, y jugó para Ortega que se metió en el área, y remató cruzado, la pelota pegó en la parte interna del poste y en Giovini, y salió para que la despeje Ramírez de un puntazo. Ya cuando terminaba, de contra Lopez García pateó para lograr el segundo y pegó en el palo. Después pitó el árbitro Lucas Comesaña, de flojo arbitraje.

Saliendo de la tribuna se escuchaba el festejo del vestuario visitante, en dos jugados, lograron los seis puntos. Se oían los cánticos de alegría y no era para menos.

Imágen: Prensa Quilmes A. C


Matías J. Escot es docente de Historia . Apasionado por la historia argentina, letras y política. Escritor, divulga la historia de nuestro país en Relatos del Sur Autor del libro “Escritores en Combate 1”