Saltar al contenido
Entre Nos Social Info

Circo y menemato Beat

25 noviembre, 2020

A mis dos hermanos, que alguna vez me trajeron en cassette este disco, y a mi hermana que pagó la entrada del recital.

Bienvenidos al Circo

El 22 de agosto de 1994 se aprobó la reforma constitucional en la ciudad de Santa Fé, con incorporación de derechos, como los de tercera generación, -los medio ambientales- pero también, permitía a Carlos Saúl Menem la reelección presidencial. El 14 de Noviembre de 1993, se sellaba el acuerdo entre el peronismo y el principal referente de la oposición Raúl Alfonsín, acuerdo PJ-UCR; Pacto de Olivos. 1994, año que el menemismo nos prometía 1 a 1 con alargue, mientras las industrias cerraban, y el desempleo empezaba a ser moneda corriente, del otro lado del mostrador, había pizza con champagne, y un pasaje a Miami.

El circo más sexy, más alto y más tonto, ¿la Argentina Menemista?, tal vez, pero Fito Paéz, nos invitaba al Circo Beat. El 22 de Noviembre de 1994 vió la calle otro de los buenos discos del rosarino. Pero claro, el hombre nacido en el 63´, iba a tener un dilema.

El dilema de Gabo

Alguna vez cuando explotó su novela, CIEN AÑOS DE SOLEDAD,(década del 60), el colombiano Gabriel García Márquez, se preguntó como seguiría escribiendo después del boom, de su obra. Como seguir generando arte, literatura en su caso tras un éxito rotundo. El mismo dilema tenía Fito Paéz, cuando en 1992, apareció El Amor Después del Amor, obra cumbre, del treintañero, que conoce el amor de Cecilia Roth, y que además su disco será el más vendido en la historia del rock nacional.

Como si fuese poco, el músico alcanzó la masividad en estadios. En abril de 1993, salió a tocar a una cancha de Velez Sarfield repleta, una multitud esperaba la presentación oficial de la Rueda Mágica; así se llamaba la gira de su nuevo trabajo. Hablamos de 2 estadio Velez repleto, con más de 80.000 personas, y 11 Gran Rex. ¿Cómo continuaba Fito haciendo música después de semejante éxito?.

“Todo lo que pasó alrededor mío ahora fue muy explosivo para afuera. Toda mi cotidianidad cambió, o sea que no puedo ir al bar de la esquina a tomarme una cerveza tranquilo, ni puedo salir a caminar por ahí, ni puedo andar por la noche como anduve toda mi vida”

Fito Paez, Revista Rolling Stones. 1995

El disco fue grabado entre Inglaterra y la Argentina y mezclado en el antiguo Teatro Labarden de Rosario, el estudio tomó el nombre de Circo Beat. La banda, Gabriel Carámbula, Gringui Herrera, Guillermo Vadalá, Pomo Lorenzo, Tweety González, Fabiana Cantilo, Claudia Puyó, la base sin dudas, estaba.

Paéz, 31 años, y su octavo álbum de estudio.

Bienvenidos Ladies and Gentleman

Una portada en sepia y melancólica, que mostraba un bombo con tipografía psicodélica, cortinas rococó, un par de primates, un par de payasos y dos Fito Páez: uno a un costado como un triste payaso neogótico y otro recostado en el suelo sobre nubes.

El disco tenía 13 temas, Mariposa Tecknicolor, y Tema de Piluso fueron los temas de difusión, en un trabajo que se puede entender como intimista, el tercer tema Normal 1, alude al colegio donde fue Rodolfo en Rosario, y las tardes de merienda, «no hay merienda/ si no hay capitán», la canción dedicada al Capitan Piluso, a Alberto Olmedo, tema 5 de Circo Beat.

Todas las mañanas que viví/ Todas las calles donde me escondí
El encantamiento de un amor/El sacrificio de mis madres/
Los zapatos de charol.
Dice la primera estrofa de la canción que explotó en la radio, cuando no había youtu, y se compraban discos. Mariposa Tecknicolor, las impresiones, las pinceladas de la infancia de Paéz en Rosario.

Llegaremos en Jeep, llegaremos a la ciudad

1994, año de primeros piquetes en Cutral-Co, de hambre en las provincias, y de ese hambre incontenible surge la Marcha Federal. Una masiva convocatoria que desde La Quiaca, terminaba en la 9 de Julio, con referentes como el Perro Santillán, Milagro Sala; junto a organizaciones gremiales como la CTA, y una nueva organización la Corriente Clasista Combativa (CCC). Una movilización que se presentaba en en el living de la casa, para contarle a los dueños, que «no éramos el primer mundo».

El perro Carlos Santillán, y por detrás Saúl Ubaldini en una de las Marchas Federales.

Ahí estaba la metáfora de Circo Beat, «sean bienvenidos a la primera función del Circo Beat/ el circo más sexy, más alto, más tonto del mundo
desde ahora y para ahora siempre/ cualquier semejanza con hechos reales
correrá por vuestra propia imaginación»
, terminaba diciendo Fito, en una canción que en su segundo verso mencionaba «la mística de los pobres». Bajo una mística popular se elaboraba una psicodelia de good show y primer mundo ficticio. En 1995 una mayoría, iba a apoyar un segundo gobierno del riojano que ganaría las elecciones.

Circo Beat, una bella obra que no sabemos si alcanzó a El Amor después del Amor, o tal vez no, pero que nos permite linkear con algunas miserias de aquel momento. a 26 años del disco, y a 30 de la asunción de un proyecto, que precisamente no tuvo nada, de la «mística de los pobres».


Matías J. Escot es docente de Historia . Apasionado por la historia argentina, letras y política. Escritor, creador de www.relatosdelsur.com Autor del libro “Escritores en Combate 1”