Saltar al contenido

VIAJE A LA BUENOS AIRES DE 1810

24 mayo, 2021

Una ciudad destinada al tumulto

Buenos Aires, «ciudad tumultuosa», así la caracterizaba años después de la revolución de mayo, el diario inglés The British Pocket, aunque en 1810 también lo era. Los «buenos vecinos», o los vecinos que participaban en las elecciones y las discusiones políticas que se daban en el Cabildo, eran aquellos que vivían, en el casco de la Ciudad. Toda la zona que hoy se conoce como el bajo, estaba ganada por el Río de la Plata, con la vieja Aduana Taylor, sonde hoy se encuentra el Museo Casa Rosada.

La Plaza que se pobló el 22 de Mayo para ver que sucedía con el Virrey Cisneros, era la Plaza de la Victoria, –llamada así por el triunfo en las invasiones Inglesas-.La Casa Rosada no existía, y la calle Talcahuano, era límite de la ciudad, y los laterales eran la calle Corrientes al Norte y la Avenida Independencia al sur; hasta allí vivían los vecinos. Fuera de estos límites era el territorio conocido como «la campaña». Las calles eran de tierra, y cuando llovía, los carruajes generaban un verdadero lodazal, que hacía intransitable. De noche la ciudad se iluminaba con faroles a Kerosene, que encendían los faroleros.

Las familias aristocráticas tenían caserones, que los llamaban, «los Altos». Por Defensa e H. Yrigoyen, se hallaba la casa de 2 plantas, pertenecientes a los «Altos de Escalada». La hija de los Escalada, era Remedios de Escalada, la esposa de José de San Martín. Los «Altos de Elorriaga«, era otro caserón en Monserrat, en la actual Defensa y Alsina.

Bares y comidas

Originario del Alto Perú, en Buenos Aires, como en todo el territorio que después sería la Argentina, se comía locro, plato criollo por excelencia. El maíz era el elemento básico y se preparaba distinto de acuerdo a cada región. Por la calle Defensa se ponían ollas humeantes, para prepararlo y se vendía. Aunque era una comida de preparación casera. No así, las empanadas que se compraban en los puestos de calle, aunque era más fácil encontrarlas en el norte que en Buenos Aires. La mayoría de los vendedores ambulantes provenían de la campaña, por lo tanto encontrar una empanada caliente, era casi imposible. El postre del piberío, echo de maíz blanco, azúcar molida y leche cruda; la mazamorra se comía a toda hora.

Mazamorra. Postre clásico del piberío de la época.

Cuenta el historiador Daniel Balmaceda, “Durante el martes 22, los integrantes del Cabildo Abierto sesionaron desde las 8 de la mañana hasta las 12 de la noche sin parar. Así que decidieron pedir que les lleven comida. Un fondero llamado Andrés Berdial les llevó bizcochos, botellones de vino y chocolate caliente a las 200 personas que estaban allí«. En lo que parece un símil al Delivery moderno.

Locro, se hacía diferente de acuerdo a la región del país.

En la 9 de Julio y Belgrano, había un gran terreno, donde estaba la Plaza de Toros. Sí por una costumbre española desde el siglo XVII, de la época colonial, había corrida de Toros. En la actual Plaza de Retiro-el más antiguo- estaba el otro gran centro, donde se desarrollaba esta actividad, y que fue cerrado a principios de 1800.

El mejor Licor a 3/4 de real, se podía tomar en el Café de la Victoria, en Bolívar e Hipólito Yrigoyen, funcionó uno de los mejores cafés de Buenos Aires. Los ingleses solían ir porque servían buen té, también café y brandy, y el precio era barato. Una copa de vino carlón, también era posible. Tenía una mesa de billar, siempre concurrida, y una patio con aljibe, en verano. El café donde se armaba el debate político, que solían ir «los chisperos», Domingo French, los hermanos Rodríguez Peña, Manuel Moreno y Bernardo de Monteagudo, y que era su dueño Pedro Marcó, era el conocido Café de Marcó. A 100 metros del Cabildo, por la calle Bolívar fue muy concurrido en los años de la Revolución.


Matías J. Escot es docente de Historia . Apasionado por la historia argentina, letras y política. Escritor, divulga la historia de nuestro país en Relatos del Sur Autor del libro “Escritores en Combate 1”



POR ENTRE NOS SOCIAL INFO 11-5322-3749 .

Nuestro IG: @entrenossocialinfo