Saltar al contenido

LÓPEZ MONJA: «Hay un intento de los medios de comunicación de la derecha, de estigmatizar a los movimientos sociales»

6 julio, 2022

Carina es parte del Frente Popular Darío Santillán, Licenciada en Ciencias Políticas, y periodista. Además es madre de mellizas, y fue Candidata a Diputada Nacional por el Frente de Todos. Militancia y Universidad, praxis y teoría es parte de esta charla, que además nos ofrece una mirada sobre los movimiento sociales.

1-Carina, en aquel 26 de Junio de 2002, ¿estabas en la calle como periodista o militante social?

Ese 26 de Junio, yo estudiaba periodismo, y ví las imágenes en Crónica TV, en aquel momento no había celular, whatsapp, formas de comunicarse directamente y con un grupo de estudiantes de periodismo fuimos al lugar donde cursábamos y le pedimos al docente poder ir a cubrir lo que estaba pasando en Plaza de Mayo. Apenas se conoció la masacre, y las primeras repercusiones se organizó una movilización inmensa. Salieron sectores medios y de algunas organizaciones sociales, Los mayoría de los militantes que habían estado retornaban a los barrios, observando que todo el mundo estuviera bien, algunos caían detenidos, otros con heridas de balas de goma y de plomo, pero se armó una gran movilización y allí fuimos los estudiantes de Tea.

Así como fuimos días después nos sumamos a militar y aportar a la tarea de comunicación del MTD Aníbal Verón. Así que lo viví, como estudiante de periodismo pero como militante días después, eso me permitió conocer la experiencia del trabajo cotidiano que llevaban adelante los trabajadores y trabajadoras del Movimiento de Desocupados fue muy importante, y en ese sentido decidimos sumarnos activamente a acompañar y militar.

2.Como comunicadora, ¿ Qué rol crees que jugó el periodismo por aquellos días?

Como trabajadora de prensa y conociendo de primera mano a reporteros y reporteras gráficas, a los trabajadores de prensa que ese día estuvieron cubriendo la represión en el puente Pueyrredón lo que nosotros llamamos la Masacre de Avellaneda, el rol que jugaron los trabajadores y trabajadoras comprometidas fue muy importante. En aquel momento existían varios medios de comunicación popular que cubrieron de manera comprometida y militante la represión de aquel día, uno de ellos fue An Red. Resultaron fundamentales para dar a conocer lo que había sucedido; en un primer momento hay una imágen del comisario Franchiotti alegando que los piqueteros se mataron entre ellos y aparece un compañero que le pega una trompada desde atrás y le grita, «los mataste vos». todo eso se sabía por el rol de los medios de comunicación popular.

Resultó tan importante como los trabajadores de prensa de aquel momento. Hace poco salió una nota, de Mario Wainfeld, contando la llegada de Laura Vales la periodista que estuvo en la Masacre de Avellaneda y un poco como fue definida la tapa, «Había ido una cacería», esas fueron las palabras, todavía no se conocían las fotos, peros se sabía que allí existió una feroz represión, con una orden política por detrás. En los días sucesivos se pudo desarmar el relato que intentó construir Eduardo Duhalde a nivel nacional, y Felipe Solá en la provincia de Buenos Aires. Sin esos periodistas, reporteros, trabajadores de prensa, sin esos medios de comunicación popular, otra podría haber sido la historia y el relato de lo que sucedió en la Masacre de Avellaneda. Y es tan grande la importancia de los medios en registrar cuando hay represiones y una avanzada de la policía, que vimos con el Macrismo como hacían corralitos para que los medios no llegaran a los lugares a cubrir esa es una demostración de la importancia que tienen.

Politóloga, periodista, y militante del feminismo popular.

3.¿Qué legado nos dejan Darío y Maxi, para actuar y pensar en este presente?

Creo que Darío y Maxi nos dejan un montón de enseñanzas, creo que no murieron sino que sembraron semillas para seguir su ejemplo, y hay parte de los valores y del ejemplo que son muy relevantes. Nosotros percibimos esto, de poner el cuerpo hasta el último momento de la vida, al intentar rescatar, de bancar a un compañero que no conocía, de decirle a los demás que se vayan, y el quedarse, el gesto de poner el cuerpo hasta las últimas consecuencias es una pedagogía del ejemplo. Lo que decimos y lo que hacemos tiene que ser coherente, que cuando planteamos algo, tenemos que ser los primeros frente a ese planteo.

Y también la vida de Darío de solidaridad, compañerismo, compromiso militante, Darío comenzó a militar en el secundario, y decidió ir a vivir a un barrio popular, y participar en una toma y acompañar ese proceso donde estaban sufriendo los y las más humildes. Eso nos deja un mensaje en nuestra militancia, acerca de entender el lugar donde hay que estar, las peleas que hay que dar y lo que llevamos adelante cada día tiene que estar a favor del pueblo trabajador, los trabajadores de la economía popular, y de los y las más humildes para transformar esta realidad injusta en que vivimos.

La bonaerense y la masacre en el Puente Pueyrredón, que terminó siendo legado de lucha para los movimientos sociales.

Hoy aparece de nuevo un intento en los medios de comunicación de estigmatizar a los movimientos sociales por parte de la derecha, se habla de los gerentes de la pobreza, de manera despectiva de las organizaciones populares y de distintos sectores de la política no se termina de entender el rol que tiene los movimientos sociales y fundamentalmente el rol de los trabajadores y trabajadoras de la economía popular en la Argentina. Nosotros estamos seguros que el mundo del trabajo cambió, el capitalismo mutó y no podemos seguir pensando en una Argentina de pleno empleo en el siglo XXI.

Hay un sector importante de la clase trabajadora que tiene empleo formal, en blanco que es pobre, y donde hay más de once millones de personas, se anotan para recibir un ingreso federal de emergencia, porque no tienen protección básica a nivel laboral marca claramente que estamos en otro escenario, y que en este contexto del capitalismo no hay manera que el Estado y el Mercado garanticen el empleo tal como lo conocimos hace unas décadas. En ese sentido los trabajadores y trabajadoras de la economía popular nos inventamos nuestro propio trabajo, la UTEP, Sindicato de la Economía Popular nace para garantizar derechos, creo que es una realidad que llegó para quedarse, y habrá que hacer pedagogía. Todos deben comprender que hay dos realidades distintas, una es la necesidad de protección para que ninguna persona sea indigente, y otra es la economía popular organizada, que viene forjando cooperativas, unidades productivas, distintas ramas que la integran, garantizan una producción y un trabajo distinto,

4-Siendo parte del Frente Popular Darío Santillan, ¿Cómo ves la discusión sobre los movimientos sociales?

Los movimientos sociales que hace 20 años, que forjaron que Darío y Maxi salieran a la calle, para exigir pan y trabajo, hoy se convirtieron en un gremio que están en otras condiciones concretas para pelear por sus derechos. Creo que en la actualidad ese debate hay que darla con mucha pedagogía, y paciencia. Cuando la escuchamos a Cristina Fernández en Avellaneda, nos dolió profundamente sus dichos, aunque a posteriori habló y diferenció el trabajo del empleo, y tal vez algunas concepciones las que llevamos adelante se empiezan a entender muy paulatinamente. Por eso hoy planteamos con fuerza el rol de los movimientos sociales, sino fundamentalmente las dos demandas mas fuertes que hacemos, en esta agenda de tierra, techo y trabajo desde la UTEP por un lado un ingreso universal que garantice que ninguna persona esté en la indigencia, y por otro lado el fortalecimiento de la economía popular organizada, que hoy sostiene polos textiles, que produce y comercializa alimentos, que realiza obras privadas en los barrios y que necesita el fortalecimiento de esas políticas.


POR ENTRE NOS SOCIAL INFO 11-5322-3749 .

Nuestro IG: @entrenossocialinfo