Saltar al contenido
Entre Nos Social Info

Honestidad Brutal

5 mayo, 2020

El ex- ministro de cultura de la gestión de la Alianza Cambiemos, el último sábado 2 de Mayo realizó una serie de declaraciones desatinadas, que no tuvieron demasiada repercusión. En su cuenta de Twitter escribió, «autocrítica no haber hecho más para cerrar la agencia Telam y la Tv pública, dos clubes de militantes, carísimos e incompetentes…»

En el 2018 había dicho que «Macri sin Peña, era Tom sin Jerry», haciendo gala de su bagaje cultural. Poniéndonos más serios en el 2016, el propio Avelluto había despedido casi 500 personas del ministerio y tomó a su novia Carolina Azzi. Sus antecedentes eran ser cineasta, y realizado un documental y una entrevista que cruzaba a Graciela Fernández Meijide y un participante de las organizaciones armadas de los 70´. El mayor agravante es que mientras despedía personal por cuestiones de presupuesto, tomaba un familiar directo como Coordinadora de Medios Audiovisuales.

Retomando, lo escrito en la red social twitter, antes de tratar de incompetentes y militantes caros, tremendo gesto de desprecio a los trabajadores públicos. Podría el ex-ministro, reflexionar sobre que competencias tuvo, él mismo, para gestionar el ministerio.

Twitter de Avelluto del último sábado, impacta el desprecio por el patrimonio público.

Por otra parte que noción de libertad y pluralismo tiene el ministro, cuando plantea el error de no haber cerrado la Agencia de noticias Télam y la Televisión Pública. Acaso acallar voces es sinónimo de plural. Es prudente achicar lo público, ¿con que objetivo?, que se incremente lo privado.

Un funcionario público, que persiga el achicamiento de ese sector, es contradictorio. Lo nombraron para defender el patrimonio cultural público, inmerso en él, están las empresas que lamenta no haber cerrado. Paradigmáticas, su forma de pensar el tema.

Tal vez el ministro crea en aquel viejo adagio que se repetía en los 90´, esa idea que «achicar el estado era agrandar la nación». En los finales de esa década nos dimos cuenta que se habían achicado al mismo ritmo estado y nación.

Ojalá tengamos que hacer otra nota para explicar las disculpas del ex-ministro ante semejante honestidad brutal.

Entre Nos Social Info