Saltar al contenido
Entre Nos Social Info

GABI GUERRA REY: «La América sería otra sin la Argentina, más fría y más gris»

5 agosto, 2021

Una escritora nacida en Cuba, que reside en México. Acaba de presentar un libro el último jueves 29 de Julio, Hellena de Todas Partes. Hija del poeta y periodista Félix Guerra, quien fue el primero que realizó una biografía crítica sobre Ernesto Guevara, tras su muerte. Che Sierra Adentro. Se confiesa residente en México, pero amante de la Argentina, conocedora de su cultura literaria y musical. ¿Para que ibamos a querer salir si allí teníamos todo?. Con esta pregunta comienza su novela. Tal vez más que cubana, Gabriela Guerra Rey camina por la cintura cósmica del sur. Segunda parte de una charla placentera y rica en lo conceptual.

EN: Publicaste Bahía de Sal, con la editorial Argentina Qeja, ¿Qué representa para vos la Argentina en términos de país y a nivel literario?.

GGR: Qué bueno que seguía esta pregunta. Porque me parecía que no era tiempo aún de salir de Argentina. ¡No tan pronto! Primero que todo es tierra de mis amores. Pasé toda la vida queriendo ir, porque ya la conocía por sus poetas y cantores. Cuando fui la primera vez, lo comprobé. Era como la había imaginado: rica y pobre, venerable y penosa, excelsa y maltratada. Tierra cosmopolita además, tierra mía, inexorablemente mía.

Gabriela en su residencia en el DF México, junto a su compañero Zeus. Foto de https://www.instagram.com/sashe/

No sé qué sería de los latinoamericanos si no tuviéramos a Lugones, a Marechal o a Gelman, a la Stormi o a Girondo. A Fito, a Subiela o a Quino. La América sería otra sin la Argentina, más fría y más gris. Qeja es también Argentina para mí, otro de mis grandes amores, como el río de la Plata o las vastas tierras de su Norte y del Sur, que aún no conozco.

EN:¿Cuánto hay de ficción y cuánto de autobiográfico en Bahía de Sal?

GGR: Bahía de Sal es un pueblo ficticio, eso es lo único que puedo asegurar. Casi todo lo que en él sucede tuvo lugar en alguna parte en un tiempo cualquiera. Innombrables acontecimientos de la novela los viví en carne propia o los vi con los ojos de iluminar, hasta que se marchitaron. Son historias, reales o de la imaginación, que ocurrieron en mi hechizada nebulosa. ¿cómo separar una de otra?

EN: Se viven tiempos de una nueva liberación femenina. Las mujeres de tu novela Luz en la Piel están en esa sintonía. ¿Cómo te llevás con el feminismo del siglo XXI?

GGR: Mi relación con el feminismo de hoy es compleja, ambigua. No me siento parte de este feminismo, porque constantemente se desvirtúa, casi siempre por ignorancia. Hasta que no nos eduquemos, no podemos hacer un movimiento sólido que nos represente a todas.

Una niña crece en Cuba durante el Período especial, tras la caída del bloque Comunista. La novela de Guerra Rey. https://tienda.qejaediciones.com/productos/bahia-de-sal-gabriela-guerra-rey/

Sin embargo, y esto es inminente decirlo, soy una mujer que cree en la igualdad de condiciones y opciones para mujeres y hombres. Que no transijo con actos de violencia masculina jamás. Y que estaría dispuesta a dar la vida, ¡fíjate!, si con ello pudiera evitar que cada día maten a diez mujeres en México por el simple hecho de ser mujer; otra vez, por ejemplificar. Creo que cada país está en posiciones muy diferentes con respecto a este tema. Y que el más urgente en la mayoría es hacer leyes para castigar a los feminicidas, a los violadores, a los violentadores; para condenar la violencia física y sicológica. Habrá que legislar, educar, encausar, y que ser muy pacientes y tolerantes, porque no estamos buscando una guerra de sexos, sino la paz de nuestras sociedades. ¡Verdadera y honesta!

EN: Particularmente siento mucho respeto por Cuba, por la dignidad de un pueblo que intentó un camino diferente. Siento algo de romanticismo por la revolución, sin embargo Bahía de Sal presenta una visión dramática de la vida en la Isla .¿Cuál es tu visión de la Revolución Cubana?

GGR: Llegan estas preguntas justo cuando el pueblo de Cuba que vive en Cuba, harto de la miseria, salió a las calles a pedir un cambio, a pedir libertad. Yo nunca me sentí libre aunque amo mi patria con las entrañas. La libertad es un sentimiento que traspasa y que quien siempre lo tuvo lo valora mal. Libre quiere decir decidir por qué caminos quieres seguir un sueño. En la Cuba que yo viví —tenía ocho años cuando cayó el Muró de Berlín y comenzó la escasez— no había tiempo para pensar en otra cosa. Conseguir la comida, los zapatos, el jabón, unos huevitos… Ayudar a los viejos a sobrellevar el sufrimiento de aquel tiempo era una tarea enorme para una niña de diez años, y lo sigue siendo hoy a mis casi cuarenta.

La Cuba que yo viví fue la de los balseros…, gente que se tiraba al mar en gomas de camión por escapar de la realidad. Gente dispuesta a que se la tragara el océano y los tiburones. Si los hijos de Cuba hoy son dignos, ya no es por la Revolución del 59, sino por lo que han tenido que desafiar para buscar sus sueños guajiros. Lo del 59 ya es historia. Bahía de Sal tiene sus propias guerras, y los cubanos también tenemos la nuestra. Estoy de acuerdo en que esta Revolución es menos romántica, pero tan decisiva como la de hace sesenta años.

EN: La última, Entre Nos es un medio alternativo de Quilmes, y hecho a pulmón, ¿Qué esperas de un medio alternativo?

GGR: Algunos de los trabajos de divulgación y crítica de arte de mejor calidad que he leído en los últimos años salen de redacciones fantasmas de medios hechos a pulmón. Supongo que eso es lo que espero, porque quienes hacen este trabajo por amor al arte solo pueden hacer un gran trabajo. Gracias Entre Nos. Gracias Matías. Dale mi abrazo a nuestra Qeja, por favor.


Matías J. Escot es docente de Historia . Apasionado por la historia argentina, letras y política. Escritor, creador de www.relatosdelsur.com Autor del libro “Escritores en Combate 1”