Saltar al contenido

Deuda Externa: Default y últimos intentos

2 agosto, 2020

En los últimos días venció el pago de un bono de unos 503 millones de dólares, y el país quedó expuesto a que en las próximas, ¿horas, días? tenedores de bonos, de títulos en el extranjero inicien una demanda contra la Argentina en la justicia del país del norte, Estados Unidos.

La Argentina debía haber cancelado este vencimiento el 30 de junio, pero tenía una concesión de 30 días, el último jueves 30 de Julio, tampoco lo hizo. Por lo tanto, técnicamente el país está en Default, por más que continúen las negociaciones con acreedores externos. Los especialistas marcan una diferencia exigua de 4 dólares, la Argentina ofrece 53 de cada 100 dólares, y 57,5 dólares cada 100 de los bonos, exigen acreedores. Larry Fin es el CEO de Black Rock, un grupo que se dedica a asesorar a inversores, y cuyo nombre suena a nueva banda de rock..

La negociación Argentina consiste en una gran quita de interese sosteniendo el capital. Las ofertas fueron todas públicas, y la última propuesta argentina fue la cuarta, y el país ya cedió unos 13.300 millones de dólares, más a los acreedores. Las condiciones de pago de la deuda externa dejadas por el macrismo eran impagables, por lo tanto la refinanciación es del período 2021, al 2047.

Sí, la deuda contraída durante el gobierno de Mauricio Macri, el país terminará de pagarla en casi tres décadas. La contraoferta realizada por el gobierno de Alberto Fernández fue rechazada, y el mismo gobierno no levantó el bono del 30 de julio.

Según la agencia Blomberg, Black Rock compró unos 1600 milllones de dólares de deuda argentina, en una veintena de bonos. Este grupo financiero nacido en New York es un fondo poderoso, que gestiona activos por unos 6 billones de dólares. Robert Kapito y Larry Finn son sus fundadores, y poseen una fabulosa cartera con un tamaño del PBI similar a todo Estados Unidos, y su crecimiento se produjo tras la crisis financiera de 2008.

Si bien hay un 80% que adhiere, el fondo Black Rock, genera fuerte tensión, en una negociación que cierra el 4 de agosto, con una prórroga que será definitiva, a fines de agosto. La moneda está en el aire, y el gobierno argentino, sabe que se compra otro problema si no arregla. Black Rock quiere una mayor cobertura legal, en lo que denominamos la letra chica. Argentina se guarda el derecho de renegociar las condiciones, si el contexto lo amerita.

Días decisivos para la situación del país, sí Martín Guzmán no logra convencer a los acreedores externos entraremos en un default definitivo.


POR ENTRE NOS SOCIAL INFO 11-5322-3749 .

Nuestro IG: @entrenossocialinfo