Saltar al contenido

ALBERTO FERNÁNDEZ: «No tengo ganas de vivir en un país donde todo se convierte en un Boca-River».

14 julio, 2020

En declaraciones a FM LA PATRIADA, el presidente Alberto Fernández dejó claro la impronta moderada, y se alejó de posiciones más extremas, reflexionando sobre el caso Vicentín. Continuando con su línea, el Presidente electo, agregó: » Quienes me conocen saben que no soy un loco suelto, no ando con una chequera de expropiaciones»,

Alberto Fernández, anunció el Lunes 8 de Junio en Conferencia de prensa la intervención de la firma, que estaba en concurso de acreedores, bajo acción de la justicia, y que tenía una deuda millonaria con el Estado. El holding cerealero no era sólo deudor del Estado, sino a acopiadores, medianos y pequeños productores, y bancos nacionales y extranjeros; además de sus propios trabajadores. (Acerca de las deudas, puede verse la nota, https://www.entrenossocialinfo.com/la-expropiacion-de-vicentin/)

Sin embargo la medida de intervenir, y luego presentar un proyecto de expropiación al Congreso, fue rechazado por la opinión pública y parte de la oposición. Esto obligó al oficialismo a retroceder. Establecer una mesa de diálogo con los empresarios Sergio y Gustavo Nardelli, responsables de la cerealera santafecina. Además las marchas en Reconquista, en contra de la expropiación presionaron la medida. Finalmente propuso un proyecto alternativo el Intendente santafesino Omar Perotti.

Los tweet de Omar Perotti, el que parece tener la pelota, en la solución al caso Vicentín, sin expropiar la empresa.

En el día de ayer, el primer mandatario reconoció que erró el escenario, «Me equivoqué con el tema Vicentin porque creí que estaba mucho más asumida la situación de crisis, y que cuando anunciara que el Estado iba a ayudar a recuperar a la empresa iban a salir todos a festejar…»

Luego el Presidente resaltó su vocación de salvar una empresa importante para los intereses argentino, por el sector que representa. También hizo una referencia a la oposición, marcando que «Como vi la reacción que hubo, me quedé esperando que alguien me traiga una solución». Su preocupación enfatizó era que nos desguacen judicialmente a la empresa.

Frente a las críticas de un arco mediático y de la oposición que le endilgaban avanzar contra la propiedad privada, cuestión que reflejaban las marchas en Avellaneda, aprovechó para aclarar, «Soy muy respetuoso de la propiedad privada, pero el Banco Nación también es propiedad privada y también le están debiendo 20 mil millones de pesos. Propiedad privada es todo, no es propiedad privada solo la de Vicentin»

El twitter del Presidente anunciando la intervención de Vicentín, después hubo una revisión de la estrategia.

En un discurso que no invita a la batalla cultural, y mucho menos al enfrentamiento, Alberto Fernández intenta el consenso, advirtiendo lo delicada de la situación socioeconómica postpandemia. La polarización no parece ser el camino, en una gestión que deberá resolver problemas necesitando de la oposición. En el futuro inmediato queda por conocer la propuesta Perotti, calificada como «intermedia». Priorizando que el estado, es decir, con los recursos de las clases medias y los sectores populares, no se cubra el desfalco de los empresarios a cargo del holding.


POR ENTRE NOS SOCIAL INFO 11-5322-3749 .

Nuestro IG: @entrenossocialinfo