Saltar al contenido
Entre Nos Social Info

Quilmes tiene Intendenta. Mayra Mendoza asumió acompañada de Cristina Kirchner

12 diciembre, 2019
Mayra Mendoza y Cristina Kirchner Entre Nos Social Info

El pasado martes 12 de diciembre, Mayra Mendoza juró como intendenta del Municipio de Quilmes, acompañada de la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El acto protocolar se realizó en el playón exterior del edificio central municipal ubicado en Alberdi N° 500, en medio de unos fuertes vientos que anticipaban la posterior lluvia. Luego de recibir el diploma de Intendenta, Mendoza tomó juramento a los 13 nuevos Secretarios que encabezarán su gabinete.

El discurso de la nueva Intendenta comenzó con varios agradecimientos, destacándose por supuesto, el dirigido a la ex presidenta que se sentó a su lado, de comienzo a fín del acto de asunción. «El agradecimiento es en nombre de todos y todas que estamos acá y muchos más, por no habernos dejado solos» le dijo públicamente a Cristina Kirchner. Luego hizo un repaso de como fue el trabajo militante de la ex presidenta para construir una fuerza política, primero con Unidad Ciudadana y luego con el Frente Todos, para vencer al macrismo.

«No se trata de una buena estrategia de comunicación. Se trata de definiciones políticas. De construcción política. No se transforma la historia con mejores redes sociales. La historia se transforma enfrentándose a las corporaciones como lo hizo Cristina, como lo hizo Néstor. Se transforma dándole paso a las nuevas generaciones como también lo hicieron ellos. La historia se transforma logrando que el pueblo tenga cada vez mayor conciencia y que salga y defienda sus derechos».

Posteriormente, Mayra Mendoza, comenzó a hablar de la ciudad de Quilmes y de su angustia al hablar con los vecinos cuando le transmitían su deplorable situación como «consecuencia del macrismo y del gobierno de María Eugenia Vidal y de gobiernos como el que tuvimos acá en Quilmes que abandonaron a la gente. Necesitamos que nos acompañen los vecinos y las vecinas. Vamos, por fín, a poder poner a este municipio de Quilmes, en linea con el gobierno provincial con Axel y con Veronica, y vamos a poder ponerlo también, porque sabemos que no hay proyecto local sin proyecto nacional, en sintonía con el gobierno nacional de Alberto y Cristina».

«No va a haber despidos Masivos. Nosotros queremos convocar a todos y a todas las que trabajen y aquellos que no tienen ganas de hacerlo, que le dejen el lugar a otro quilmeño o a otra quilmeña que lo pueda hacer. Tenemos que garantizar cuestiones básicas. Garantizar los servicios públicos y que no haya ciudadanos de primera, de segunda y de tercera. Tenemos que poner en linea de igualdad a todos los barrios de Quilmes. Tenemos que garantizar la atención médica y los insumos. Hoy las salas son cascaras vacías. Me comprometo en los primeros meses de gestión a trabajar en la refacción de la guardia del hospital de Solano y a trabajar también, para que esa sala de parto y de pre parto este en condiciones».

En el final de su discurso, Mayra Mendoza recalcó: «No va a ser magia lo que ojalá podamos construir juntos y juntas a partir de ahora en este distrito. Solamente necesitamos trabajar, trabajar y trabajar. A eso los convoco a todos y a todas».

Cristina Fernández en Quilmes acompañando a Mayra Mendoza

La actual vicepresidenta cerro el acto con un discurso muy desestructurado, haciendo mucho hincapié en Mayra y en Quilmes. De esta manera contó, como la actual intendenta, siempre mostró obsesión por resolver los problemas de la ciudad de Quilmes, y que nunca hubo charla con ella que no se mencione «Quilmes».

A su vez, hizo referencia a tantos episodios de persecución mediática y judicial hacia su persona y su familia, anoticiando a los presentes, que en el día de la fecha, se procedió a archivar un expediente judicial contra su madre por inexistencia de delito. «Mi madre se murió sin saber, que la habían acusado de algo que ni siquiera era delito y que no existía», manifestó la vicepresidenta.

Por último, reivindicó el «vamos a volver». «Era volver a tener trabajo, salario, jubilaciones, remedios. Muchos dirigentes, cientistas sociales y asesores de marketin, nos decían: Hay que cambiar esa consigna de vamos a volver, por que no es buena. Todos estos que se la pasan estudiando todo y nunca resuelven nada. Yo misma me ponía nerviosa cuando se cantaba porque de cierta manera te terminan convenciendo de que todo es una construcción marketinera. Pero la verdad que ustedes, tuvieron más convicciones que muchos dirigentes y yo quiero agradecerles eso. El amor de ustedes fue mi escudo, fue mi coraza y fue mi lanza en estos años tan duros y tan difíciles».