Saltar al contenido
Entre Nos Social Info

1812: LA GESTA DE LOS PUEBLOS DEL NORTE

24 agosto, 2020

Introito

Si un grupo de hombres de la ciudad-puerto, la actual Capital Federal, fue el puntapié inicial, para derrocar al poder español. Los pueblos del norte deben ser tenidos en cuenta, al momento de contar la historia independentista de nuestra patria. Un año antes de la mayo de 1810, en Chuquisaca, estudiantes ilustrados primero y el pueblo después se habían levantado, contra el poder godo, en la prestigiosa Universidad, dos años después existe un acontecimiento, que no debe olvidarse.

Un día como ayer 23 de agosto de 1812 al mando del general Manuel Belgrano, el pueblo jujeño, emprendió un éxodo a Tucumán, empleando como estrategia la tierra arrasada en la guerra contra el imperio español. Veamos.

¡Publicá tu posteo gratis!

Contexto

El Triunvirato designó a Manuel Belgrano para hacerse cargo de un desmoralizado y enfermo ejército del Norte, Juan Martín de Pueyrredón pidió el relevo, luego de una derrota contundente en Huaqui, cuando terminaba el año en 1811. El Triunvirato tenía una línea, mantener la posición de la autonomía de las tierras americanas sin declarar la independencia. Belgrano encuentra un ejército mal armado, pero hay una esperanza, los pueblos alrededor de Cochabamba y alrededores produjeron una nueva insurgencia, -no tenidas muy en cuenta por la historia oficial-y esto le dió tiempo al general de nuestra patria a rearmar, y a hablar largo y tendido, con sus soldados. Belgrano confía entonces, en la fuerza de Esteban Arce, y sus seguidores en el Alto Perú, pero sabe que sus 1500 hombres no podrán enfrentar a los 3000 mejor armados, y de moral alta, bajo las órdenes del general Pío Tristán.

El escenario empeora, días fatídicos se viven en el norte, las topas de José Manuel Goyeneche, entran a sangre y fuego, con 2000 hombres y masacran el levantamiento de Arce. Así, en una noche cerrada, «en la unánime noche», como diría Jorge L. Borges en uno de sus cuentos, un Belgrano desvelado, en su tienda de campaña, manda a llamar al General Gregorio Aráoz de Lamadrid y lo consulta sobre la necesidad de retroceder en el territorio hasta Tucumán.

Quebrada de Humahuaca un corredor natural por donde pasaban las tropas españolas provenientes desde el norte altoperuano.

Es Entonces cuando el General Belgrano, planea una retirada estratégica hasta Tucumán, llevándose todas las riquezas que pueden transportar. Había que dejarles a las fuerzas dependientes del Lima “tierra arrasada”: ni casas, ni alimentos, ni animales de transporte, ni objetos de hierro, ni efectos mercantiles.

Una orden temeraria

”Hacendados: apresuraos a sacar vuestro ganado vacuno, caballares, mulares y lanares que haya en vuestras estancias, y al mismo tiempo vuestros charquis hacia el Tucumán, sin darme lugar a que tome
providencias que os sean dolorosas, declarándolos además si no lo hicieseis traidores a la patria. ”Entended todos que al que se encontrare fuera de las
guardias avanzadas del ejército en todos los puntos en que las hay, o que intente pasar sin mi pasaporte será pasado por las armas (…) Que los que inspirasen desaliento estén revestidos del carácter que estuviesen serán
igualmente pasados por las armas con sólo lo deposición de dos testigos.
Que serán tenidos por traidores a la patria todos los que a mi primera orden no estuvieran prontos a marchar y no lo efectúen con la mayor escrupulosidad, sean de la clase y condición que fuesen.»

Es con esta orden que Belgrano le asegura a los terratenientes norteños, que si no colaboran quemando todas sus pertenencias y marchando con el ejército, si desobedecen serán fusilados, con dos testigos presenciales. Temerario el General del Ejército del Norte, que plantea estratégicamente no dejar nada a su paso, a los españoles. Recolectar víveres para el camino, y sólo preservar lo que podía ser llevado en mula. Y así, con lo puesto retroceder al jardín de la República, Tucumán.

Plaza en Humahuaca. Monumento a los héroes anónimos que pelearon en el Norte por nuestra Independencia.

El Éxodo

Una gran demostración de patriotismo se dió en aquel, 23 de agosto. Imaginemos que lo que no podía llevarse en mula debía ser quemado, por lo tanto el grado de desprendimiento de ese pueblo que siguió al general, y su ejército. Una columna de soldados, campesinos, indígenas, y hacendados, marcharon con una bandera argentina, aquella que Manuel Belgrano había hecho bendecir un 25 de Mayo de 1812. Ventisca y frío del invierno norteño acompañaron esta gesta. Varias fuentes cuentan de la importancia femenina en el acontecimiento, “hasta las mujeres se
ocupaban de construir cartuchos y animar a los hombres”.

Cuenta el historiador jujeño Joaquín Carrillo,

«Belgrano fue el último que abandonó la ciudad en la noche, incorporándose a las fuerzas antes del día siguiente. El enemigo se posesionó de aquella solitaria ciudad en medio de su total abandono. Estaba desierta y desmantelada, y espantado del aspecto tristísimo de aquellos hogares desamparados y de aquellas calles mudas y tristes, después de la agradable animación de otros tiempos, escribía el jefe Tristán a Goyeneche: Belgrano es imperdonable por el bando del 29 de julio, Cuando pasó sus ojos sobre aquel ultimátum le calificó de “bando impío”. (Jujuy. Apuntes de su Historia Civil. Universidad de Jujuy).

Por suerte esta entrega del pueblo, esta decisión patriótica de los sectores populares de acompañar la causa independentista, sin medir el sacrificio, la entrega y despojándose de sus bienes, ya no es invisibilizada, ya no es invisibilizado el heroico pueblo jujeño. Finalmente para entender el valor de lo realizado dice Hernán Brienza acerca del hecho, «Es la pueblada más importante de toda la etapa independentista. Fue el mayor movimiento popular en defensa de la Independencia argentina, sin lo que fue el Éxodo jujeño se hubiese tardado mucho más en lograr la independencia«. (Entrevista infonews, 23.08-12. Fue la mayor pueblada en defensa de la independencia).


Matías J. Escot es docente de Historia . Apasionado por la historia argentina, letras y política. Escritor, creador de www.relatosdelsur.com Autor del libro “Escritores en Combate 1”